A de Arzábal, un nuevo club privado en Madrid

by Ana Franco

En España no abunda la fórmula del club privado. Es más propio de Londres o de Nueva York. Pero ello no ha sido óbice para que dos emprendedores se hayan lanzado a instalar uno en Madrid. Iván Morales y Álvaro Castellanos abrieron hace cinco años la Taberna Arzábal, con un éxito tal que, en 2010, abrieron un segundo local a escasos metros del primero. Ahora han inaugurado A de Arzábal, un concepto nuevo con acceso restringido para socios (deben pagar 300 euros al año para serlo) o clientes con reserva, también en el área en el que se ubican sus otros establecimientos, en la zona madrileña de O’Donell, junto al parque de El Retiro.

Este nuevo local, oscuro a rabiar, es perfecto para ir a tomar una copa tranquila después de cenar, acompañada de un picoteo. También para organizar un reducido evento empresarial o para reunir a los amigos en torno a una pantalla de televisión.
Para entrar en el establecimiento hay que conocerlo previamente, pues en la puerta se ha colgado, como única referencia, una A sobre fondo negro. Sus dimensiones son pequeñas, pero hay varios espacios diferenciados. Nada más entrar se encuentra una gran mesa y una barra bien surtida de botellas. Sobre todo de champanes. La carta incluye, además de vinos generosos, sakes y cócteles, botellas de 13 grandes casas francesas (las de Veuve Clicquot y Dom Pérignon se pueden pedir por copas) y de 19 pequeños productores, como Jacquesson, Aubry, David Léclapart y Armand de Brignac (a 2.450 euros la botella de Jeroboam). Los clientes también podrán disfrutar de otras rarezas espirituosas, como el ron Papá Andrés.

Bajando unas escaleras flanqueadas por espejos dorados se halla un salón con seis mesas bajas para cuatro personas cada una. Está decorada por los dueños con sofás chester. Y, desde la planta de la calle, otra escalera (ésta de caracol, negra y peligrosamente estrecha) asciende hasta un pequeño reservado para reuniones privadas.

En el apartado gastronómico se sirven delicias de la Taberna Arzábal (finger de pularda, coca de verduras y sardinas, croquetas de ibérico…), platos de jamón de Arturo Sánchez, caviar, conservas y ensaladas. También postres y especialidades japonesas como sushi, sashimi y makis. Es preciso señalar que A de Arzábal dispone de cocina propia.

Los socios (que ya suman 400) pueden ir acompañados de tres invitados, y tienen preferencia en el acceso a las mesas frente a aquellos que no pertenezcan al club. Para ellos se están organizando clases de coctelería y rutas por galerías de arte, entre otras actividades.

Club A de Arzábal
Dirección: Calle Antonio Acuña 19. Madrid.
Teléfono: 91 435 88 29.
Horario: todos los días de 14 a 2 h. excepto los lunes.

Artículos relacionados

El madrileño El 31, restaurante Deluxes del mes
Champán: todo lo que hay que saber para fardar

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *