Air France lanza un nuevo servicio de jet privado

by Ana Franco

La aerolínea francesa Air France ha comenzado a ofrecer un servicio de jet privado a sus clientes de primera clase (La Première). Los pasajeros que llegan al Aeropuerto de París Charles de Gaulle procedentes de vuelos de larga distancia podrán emplear un avión privado para sus vuelos de conexión dentro de Europa, a una distancia de dos horas y media de París, y aterrizar en 1.200 aeropuertos, según la compañía. También está disponible para quienes parten de París.

Un coche de lujo de la empresa recogerá directamente a los clientes en la pista y les conducirá al jet con el que volarán hasta su destino final. El objetivo de Air France es dar servicio a cinco pasajeros de este tipo al día, según el periódico estadounidense The Wall Street Journal. Actualmente vuelan con la compañía unos 100 clientes de primera clase al día, que pagan una media de 9.000 euros por su pasaje.

El precio del trayecto en jet comenzará en 2.400 euros por hora por avión (no por pasajero), incluyendo las tasas aeroportuarias, siempre que el regreso se realice dentro de los dos días de la salida.

Este servicio, que ya ofrecen, entre otras, la alemana LufthansaQatar Airways, se materializa tras la alianza entre Air France y la joven compañía parisina Wijet, y empleará aviones modelo Cessna Citation Mustang, equipados con cuatro amplios asientos de cuero (dos de los cuales se reclinan hasta 140 grados).

La cabina cuenta con espacio para albergar las pertenencias de mano de los viajeros y mesitas plegables. Durante el vuelo se ofrece una selección de bebidas alcohólicas y refrescos, pasteles y un almuerzo frío, disponible bajo petición antes del vuelo, además de periódicos, revistas, tabletas y telefonía por satélite gratis.

Como es habitual, los pasajeros eligen la hora de salida del jet, pasan por controles de seguridad simplificados y embarcan y desembarcan casi inmediatamente. La aerolínea se encarga del equipaje y de la facturación.

Nuevos asientos en primera

El pasado mes, Air France presentó su nuevo asiento para la clase La Première, que equipará progresivamente 19 Boeing 777-300 de la compañía a partir del próximo septiembre. Cada avión tendrá cuatro de estos asientos, dotados de una pantalla táctil de 24 pulgadas (61 cm) cada uno, cuando lo habitual son las pantallas de 15 pulgadas.

El asiento se convierte en una cama totalmente horizontal de dos metros de longitud. Cuando el cliente desea dormir, los tripulantes de cabina instalan un colchón, una almohada y un edredón sobre el asiento.

Artículos relacionados

Diez islas privadas únicas para abordarlas en ‘jet’

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *