Claudia di Paolo: de profesión, beauty hunter

by Ana Franco

Viaja por los cinco continentes de la mano de los mejores profesionales, conociendo las técnicas más avanzadas para el cuidado de la piel y el cabello. En 2008, Claudia di Paolo inauguró su lujosa Beauty House en el Barrio de Salamanca de Madrid. Es el refugio secreto de muchas celebrities como Mar FloresArantxa del SolMarta RoblesBrianda Fitz James Stuart y otros nombres de muy altas esferas.

Di Paolo lleva más de 20 años trabajando e investigando con los más notables laboratorios franceses y japoneses, y dispone de las últimas marcas para hombre y mujer en cosmética de lujo, como Christophe RobinPrecellenceRodialVisoanskaBaume 27Shu UemuraLazartigueLeonor GreylLa Ric y Yes For Love, entre otras enseñas de cosmética facial, capilar, maquillaje y perfumería, que también comercializa en su webshop. Cuenta con un exclusivo equipo de expertos en belleza, asesores de imagen, consejeros, terapeutas japoneses y maquilladores que convierten la experiencia en un verdadero destino mindfulness.

Carla Merino: Beauty hunter es una nueva profesión muy glamourosa enclavada en el segmento del mercado del lujo. ¿Se nace o se hace?

Claudia di Paolo: Creo que se puede hacer un trabajo de investigación arduo y se puede tener mucho conocimiento, pero hay algo que es innato. Yo me considero una persona poco hábil para muchas cosas, pero si hay algo bueno en un sitio, lo encuentro o, por lo que sea, tarde o temprano llega a mis manos. Es difícil de explicar pero ocurre de esta forma. Tal vez tenga que ver con una sensibilidad de artista, no lo sé.

C.M. ¿Qué hay que tener para ser beauty hunter?

C.D.P.: Sobre todo, mucho conocimiento sobre cosmética, formulaciones, etc., además de una intuición innata y muchísima pasión. No es nada fácil y hay que ser muy perseverante, leer mucho, investigar incansablemente, viajar, abrir la mente.

C.M. ¿Cuál es el país más puntero en cosmética?

C.D.P.: Japón, sin duda, aunque Suiza también. Una de mis pasiones son las técnicas orientales, razón por la que los terapeutas japoneses más preparados forman parte de mi equipo, y muchos de mis tratamientos incluyen prácticas de relajación, reflexoterapia… Su eficacia se basa en la unión de principios activos de última generación que trabajan en las capas más profundas de la piel, combinados con sofisticadas maniobras: los masajes orientales llamados kao bi do, que actúan estimulando las funciones vitales de juventud de la piel y remodelando el rostro, con un resultado visible desde el primer día.

C.M. ¿Cuál es su cosmético de cabecera?

C.D.P.: Si tuviese que elegir un solo cosmético para mi neceser, sin lugar a dudas elegiría la crema iluminante de Evidens de Beauté. Confieso que tengo más de 15 cosméticos que utilizo constantemente, sino diariamente.

C.M. ¿Cuál ha sido su último descubrimiento?

C.D.P.: Christopher Robin, es una firma que descubrí hace un tiempo, pero que recientemente he podido incorporar dentro de mis marcas fetiche en la Beauty House y la tienda online. Es de lo mejor que conozco para el cuidado del cabello. Es el preferido de muchas actrices y celebrities como Catherine DeneuveTilda SwintonKylie MinogueKristin Scott Thomas y de muchas otras que confían en él desde hace años.

C.M. ¿Existen las modas en cosmética?

C.D.P.: Claro, como en todo, hay una tendencia, pero también se debe a cubrir las necesidades de la piel que va cambiando según vamos cambiando los hábitos. Por este motivo es tan importante trabajar con firmas que tengan laboratorios de investigación, para poder contar siempre con los mejores activos.

C.M. ¿Vamos más hacia lo ecológico, lo natural o el laboratorio activo en I+D?

C.D.P.: Hay una fuerte tendencia hacia lo eco, pero no sé porqué debemos renunciar a lo uno u a lo otro. Lo más inteligente es la biotecnología, ya que podemos tener lo mejor de lo bio pero que con la ciencia resulte eficaz.

C.M. ¿Está reñida la medicina estética con la cosmetología?

C.D.P.: No, en absoluto. En algunos casos es necesario recurrir a ella, por ejemplo, en parpados caídos, bolsas, ojeras… Hay casos en los que la forma más eficaz de corrección es la medicina estética. Eso sí, luego la cosmética es fundamental para mantener ese retoque que hemos hecho.

C.M. ¿Cuál es el cosmético de siglo XXII?

C.D.P.: Este mundo avanza tan rápido que es difícil saber lo que va a ocurrir en un futuro. Pero lo que sí es cierto es que los consumidores cada vez somos más exigentes, sabemos más de cosmética y buscamos resultados, por lo cual los cosméticos que triunfen serán aquellos que destinen mucha menos inversión a marketing y mucha más a I+D.

C.M. ¿Qué es un lujo en cosmética?

C.D.P.: Eficacia, texturas (esto tal vez sea lo más difícil de conseguir en la formulación) sin utilizar sustancias tan nocivas como las  siliconas, presentes en muchísimos cosméticos.

C.M. ¿La piel de quién admiras?

C.D.P.: La de las japonesas. Ellas son las verdaderas expertas en belleza del mundo y tienen un cuidado extremo con su piel desde muy jóvenes, con un resultado bien conocido por todos de piel de porcelana.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *