Diez islas privadas únicas para abordarlas en ‘jet’

by Ana Franco

Los súper ricos siempre han sido propietarios de islas, pero la mayoría de los viajeros son más que felices con una sencilla visita en vacaciones a un lujoso paraíso privado. Sea cual sea su condición, la compañía de alquiler de aviones Chapman Freeborn le presenta las escapadas más hermosas:

1. Little Whale Cay. Bahamas

Sita en las Islas Berry, en el corazón de las Bahamas, Little Whale Cay es una hermosa isla para alquilar con personal de servicio completo. Caben hasta 12 invitados en tres lujosas villas, rodeadas de playas de arena blanca y un mar turquesa brillante. Con comida para todos los gustos, tratamientos de spa y actividades de pesca desde el ballenero de la isla. Además, tiene una pista de aterrizaje privada, por lo que la isla es perfecta para alquilar un jet.

2. Necker Island. Islas Vírgenes Británicas

Es famosa por su propietario, Sir Richard Branson, y su marca Virgin. Tiene 29 hectáreas y es un refugio situado en las Islas Vírgenes Británicas. Los huéspedes pueden llegar en jet hasta el aeropuerto internacional de Tortola, la isla más grande del archipiélago, y luego tomar un transfer en barco de 30 minutos hasta allí, o pueden fletar un pequeño avión en Virgen Gorda, que está solo a 10 minutos en barco. Puede hacer tanto o tan poco como quiera en la isla, ya que no hay escasez de actividades, como la práctica de windsurf o las motos de agua. Hasta es posible alquilar Necker Nymph, un submarino de tres plazas que permite explorar el fondo marino de los alrededores de la isla.

3. Song Saa Island. Cambodia

La primera isla que se desarrolló en el archipiélago virgen de Koh Rong fue Song Saa. Se encuentra verdaderamente aislada, entre islas sin explotar, oasis desiertos de bosques vírgenes y arrecifes tropicales. Pocos resorts de lujo isleños rivalizan con lo que Song Saa ofrece: estar lejos de la civilización, aunque es accesible en barco desde Sihanoukville, donde hay un pequeño aeropuerto con enlaces en avión y en helicóptero al aeropuerto Siem Reap International. Se cree que el resort es el primero que tuvo villas de lujo amigas del medio ambiente, que se hallan en la jungla y sobre el agua, todas ellas con piscinas privadas.

4. Faro Grebeni. Croacia

A solo cuatro kilómetros del antiguo puerto de Dubrovnik, el todavía en servicio Faro Grebini se alza sobre la roca escarpada, y funciona como una residencia que ofrece tres habitaciones dobles y una gran área de descanso. Aunque no hay playas, se puede nadar desde el muelle de la isla en los meses de verano, y los más aventureros pueden escalar su paisaje rocoso. Los buceadores más intrépidos también podrán explorar las ruinas italianas de Taranto, que fue tomada por una mina en 1943. Grebeni ofrece una experiencia única, más que la de una típica isla de playa, por la genuina sensación de aislamiento que se siente allí, a solo unos kilómetros de la impresionante línea costera y de la histórica ciudad de Dubrovnik.

5. Nikoi Island. Indonesia

A ocho kilómetros de la costa de Bintan, en Indonesia, la isla Nikoi, de 15 hectáreas, presenta playas sembradas de conchas, bosques ancianos, arrecifes y manglares. Originariamente fue comprada como refugio familiar, pero la isla abrió como resort ecofriendly en 2007. Se describe a sí misma como «lujo descalzo». El establecimiento consiste en unas sencillas pero confortables casas de playa construidas con madera de la isla y hierbas locales.

6. Taprobane. Sri Lanka

Es la única isla privada de Sri Lanka, una hectárea de fantasía tropical. A 20 metros de la línea costera más al sur del país, la isla es excéntricamente accesible abriéndose camino entre las olas de la orilla. Muchos huéspedes realizan el recorrido en elefante. A pesar de su proximidad al continente, Taprobane se yergue como un fragmento de paradisíaca ínsula muy separada y aislada. El gran aeropuerto de Colombo permite alquilar un jet privado, y muchos visitantes se trasladan hasta allí en helicóptero.

7. Parrot Cay. Islas Turcas y Caicos

Este cayo de 400 hectáreas es posiblemente el más atractivo de los 49 que forman el archipiélago de Turcas y Caicos. Perteneciente a la cadena hotelera Como, el resort ofrece opulencia al más alto nivel, y proporciona todo lo que se espera del principal propietario de resorts de lujo del mundo. Entre sus puntos fuertes se incluye una playa casi desierta de arena blanca pura y 1,6 kilómetros de largo y un arrecife de coral prístino. Cuando se visita el renombrado Shambhala Spa, la isla se convierte en una intensa experiencia.

8. Dolphin Island. Fiyi

Está a 30 minutos de la orilla de Vita Levu, en Fiji. La Isla del Delfín es un retiro muy accesible. Los invitados pueden coger un transfer corto en avión o helicóptero desde el Aeropuerto Internacional de Nadi. Rodeado de un arrecife de coral virgen y de aguas bajas y cristalinas, la isla es el centro perfecto para viajes de buceo con o sin botella de oxígeno y snorkel, así como para el kayak y la navegación.

9. Spectacle Island. Maine (EEUU)

Con un tamaño de dos hectáreas, Spectacle Island está localizada frente a la costa de Maine, en Frenchman’s Bay. Descrita como la «isla para alquilar más querida de América» por la revista Private Island, es el destino perfecto para escapar del agitado continente. Con acceso al barco de vela de la isla, es la base ideal para explorar la tosca pero bella línea costera, a la vez que se admiran las majestuosas montañas Acadia.

10. East Sister Rock Island. Florida (EEUU)

Situada a menos de 1,6 kilómetros desde Marathon, en Florida Keys (Estados Unidos), East Sister Rock parece una casa casi perfectamente circular (aunque pequeña) de 464 metros cuadrados. Junto al amplia área habitada, la isla alardea de piscina, muelle y helipuerto, lo que facilita el viaje en helicóptero desde Fort Launderdale o cualquier otra parte.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *