El 20% de las familias españolas consume lujo

by Ana Franco

En España hay un mercado potencial de clientes de productos de lujo estimado en el 20% de las familias, lo que suma 3,5 millones de familias, aproximadamente. Son las cifras que arroja el primer informe del Observatorio del Mercado Premium y de Productos de Prestigio, creado por la escuela de negocios Instituto de Empresa y por la compañía de medios de pago MasterCard.

El mercado del lujo en España mueve 5.000 millones de euros, de los que el 30% son ventas a turistas. “Las buenas perspectivas en relación a la entrada de visitantes en España durante 2012 augura un aumento de ese porcentaje a lo largo del año, auspiciado por el crecimiento del turismo procedente de países asiáticos y por la posible debilidad del euro frente al dólar, el yen y el yuan”, ha dicho María Eugenia Girón, directora ejecutiva del Observatorio, en la presentación del informe, en Madrid.

España es el segundo país en cuanto a número de turistas que recibe. Sin embargo, las compras de bienes de alta gama que realizan los visitantes en Italia (un 45% del total) y en Francia (un 42%) son mayores que en España (un 28%).
En cuanto a los consumidores locales, el Observatorio los divide en dos grandes segmentos: las familias denominadas Mayores ingresos y las Aspiracionales. Las primeras ingresan al año más de 100.000 euros o activos financieros (sin contar vivienda) de más de 750.000 euros. Son 140.000 familias con un gasto medio anual muy superior al del resto de los grupos, estimado entre 10.000 y 12.000 euros anuales (el 50% del mercado español).

Las Aspiracionales (2,8 millones de familias con ingresos anuales de entre 45.000 y 100.000 euros) participan en el lujo de forma esporádica. Aunque el gasto medio por familia en productos de lujo personal es pequeño (menos de 500 euros anuales), su gran tamaño hace que represente cerca del 30% del valor del mercado doméstico. Consume, sobre todo, cosmética, perfumes y accesorios de moda.

“Las perspectivas de crecimiento económico, fiscalidad e inversión en España van a impactar en el consumo de los segmentos de distinta forma. Los que más van a sufrir serán la clase media y los Aspiracionales, es decir, los productos de cosmética, perfumes y accesorios. La joyería y la relojería se verán menos afectados”, señala Girón.

El Observatorio del Mercado Premium y de Productos de Prestigio, creado en diciembre de 2011, distingue entre las categorías premium y lujo. “Una marca premium es aquella cuyos productos presentan un precio tres veces mayor al precio medio de los productos de su categoría. Sin embargo, no todas las marcas premium pueden considerarse de lujo. Un producto de lujo posee además unas características especiales: tiene una calidad superior, una estética identificable, una mayor exclusividad, una distribución y reconocimiento internacional y es utilizado por personas reconocidas como líderes de opinión”.

Dentro de los productos de lujo está el mercado de lujo personal al que se refieren los datos del informe, que comprende las categorías de moda, accesorios, cosmética, relojería y joyería, con ventas de 190.000 millones de euros en todo el mundo en 2011.

El Observatorio es una plataforma que integra las actividades relacionadas con la industria del lujo dentro del Instituto de Empresa. Sus objetivos son generar conocimiento, englobar ideas e impulsar ideas para desarrollar el sector. Organizan eventos de difusión y un espacio donde investigar académicamente sobre los temas más relevantes para la industria, además de potenciar la imagen de las marcas de bienes y servicios de alta gama. La plataforma cuenta con un comité de expertos formado por la asociación de marcas de lujo españolas Círculo Fortuny y con Claudia D’Arpizio, socia de la consultora Bain&Co. Su primer informe se ha enfocado en el consumidor, en cómo consume y porqué.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *