El coñac Martell vuelve a sus orígenes, 300 años atrás

by Ana Franco

La casa de cognac Martell celebrar su cumpleaños número 300 con el lanzamiento de Martell Premier Voyage, una edición limitada que llega acompañada de una pieza creada por el artista francés Bernar Venet, cuyas obras se caracterizan por su estilo minimalista. Para esta ocasión ha ideado unos arcos de metal divididos en tres grupos, símbolo de cada centenario de la marca, de manera que la bebida sólo puede extraerse con una pipeta.

Solo hay 300 ejemplares de esta edición en todo el mundo. Cada una de ellas está numerada y cuesta 10.000 euros, y para adquirirla hay que dirigirse a la página web premiervoyage.martell.com, donde se ha abierto una lista de inscripción para los pedidos.

El maestro de la bodega, Benoît Fil, ha regresado a las raíces de Martell para alumbrar una nueva mezcla, localizando a los proveedores de Jean Martell desde 1735 a 1742 y envejeciendo 18 espirituosos en barricas procedentes de un árbol de 300 años de antigüedad. La tarea no parecía fácil, pero Fil empleó la correspondencia original de Jean Martell, fundador de la firma, y completó un mapa con los principales proveedores del siglo XVIII. Visitó a los viticultores y se reunió con las familias vitivinícolas cuyos antepasados habían suministrado originalmente a Martell. “El deseo era crear una mezcla que reflejara el viaje y la historia de Jean Martell, y el resultado realmente capta los tres siglos en los que convirtió el coñac en arte”.

En nariz presenta al principio notas muy generosas de piel de naranja confitada, grosella negra, miel y pan de jengibre. Después revela sutiles notas de nueces viejas combinadas con notas de frutos secos, albaricoques y pasas. En boca el ataque es a la vez completo y delicado, y aún pueden apreciarse los aromas de fruta confitada. Es entonces cuando desarrolla un toque de grosella negra, que sustenta un largo final en el que aparecen las especias y la cera de abeja.

Para los neófitos en la materia, recordamos que el coñac es un aguardiente de graduación alcohólica muy elevada que se obtiene por la destilación de vinos flojos (cuyos caracteres no resaltan) y que se añeja en toneles de roble.

Artículos relacionados

Todo sobre el champán: las ‘cuvées de prestige’
Papá Andrés, la nueva joya de los amantes del ron
Las 50 botellas de whisky escondidas en Glenmorangie

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *