Fontecruz abre hotel en Lisboa y se alía con Marriott

by Ana Franco

El nuevo hotel Fontecruz Lisboa ya está abierto, aunque se inaugurará formalmente el próximo 24 de abril. Su propietario, la compañía española Fontecruz Hoteles, ha firmado un acuerdo con Marriott International, uno de los principales grupos hoteleros del mundo, para comercializar el establecimiento bajo la marca de lujo Autograph Collection. Es el primer hotel de Portugal que luce este sello, formado por hoteles “independientes y con personalidad”, según los definen los responsables de Marriott. Con esta alianza, Fontecruz se asegura el acceso a los canales de distribución de la multinacional estadounidense y pasa a formar parte de su programa de fidelización, Marriott Rewards.

“La firma ha sido un éxito después de un proceso largo de negociaciones, y estamos seguros de que la alianza tendrá un impacto muy positivo en nuestra cadena, no solo por el aumento de turistas extranjeros sino por asociarnos con una marca como Marriott”, dice Diego Ortega, vicepresidente de Fontecruz. La colección Autograph se lanzó en 2010 como un sello de lujo y estilo de vida, y actualmente dispone de una cartera de 25 hoteles y resorts, entre los que se hallan los españoles AC Santo Mauro (Madrid) y AC Palacio de Santa Paula (Granada).

El acuerdo entre Fontecruz y Marriott prevé la incorporación a Autograph de otro hotel de la cadena española, el Fontecruz Berlín, cuya inauguración está marcada para 2013. No se descarta la inclusión en un futuro del resto de establecimientos de la compañía española, que explota establecimientos denominados con encanto y de cinco estrellas en Sevilla, Granada, Toledo, Cáceres y Ávila, además de unos apartamentos en Miami.

El capital de la compañía, presidida por Julio Ortega, es cien por cien español, y entre sus socios estratégicos figuran las entidades financieras Bankia, Caja España-Duero, Novagalicia, Caixa Catalunya y Kutxabank. La empresa se prepara actualmente para dar el salto a otras grandes ciudades europeas, como Budapest, Bruselas, Londres y París, si bien la crisis económica está demorando sus proyectos.

El Fontecruz Lisboa estaba previsto para 2009, pero su apertura se ha retrasado tres años. Consta de 72 habitaciones y está ubicado en una de las principales arterias de la capital portuguesa, la Avenida da Liberdade, en un edificio con fachada de azulejos típica del país. Es propiedad de Fontecruz, que ha invertido 22 millones de euros en este hotel, su primero fuera de España.

La decoración del establecimiento tiene un leitmotiv: el viajero. Se aprecia en los globos del mundo de las cristaleras de la entrada, en los mapamundi, en los relojes con el uso horario de los distintos paralelos y en las postales de principios del siglo XX escritas por turistas desde Lisboa que decoran la estancia. El diseño también juega con las tradiciones lusas y con otros elementos modernos. En los balcones se ha colocado una instalación de gallos portugueses, pero las habitaciones son minimalistas, vestidas con los colores de moda en la hostelería, berenjena, negro y blanco. En la recepción hay un conjunto de llaves antiguas compradas en la Feira da Ladra, el rastro lisboeta, y las lámparas son de anticuario. Contrastan con la pantalla de proyección de 15×4 metros del interior del hotel, que sirve de plataforma de exposición a videoartistas internacionales.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *