Inicio / De Viaje /

Un hotel a revisión: Cugó Gran, la calma menorquina

logo-deluxes
El Hotel Cugó Gran es de lujo, cinco estrellas, y se ubica en la isla española de Menorca

Un hotel a revisión: Cugó Gran, la calma menorquina

No es que a Menorca le hiciera falta otro hotel tranquilo (toda la isla es un remanso de paz), pero sí nuevos cinco estrellas como Gran Cugó. Este establecimiento inaugurado hace un año se instaló en una enorme finca privada del siglo XIX por donde se pasea la calma. Se halla en Sant Climent, muy cerca del aeropuerto, que queda a unos 10 minutos en coche, y a 15 minutos de la capital de la isla, Mahón.

 

Hotel Cugó Gran de Menorca

Sala de estar de la primera planta.

 

Propiedad de una sociedad con sede en Malta y regido por una pareja de ingleses, Gran Cugó ofrece 11 habitaciones, siete en el edificio principal (un caserón de piedra reconstruido) y cuatro en la Boyera, la casa de huéspedes adjunta.
En verano, la villa está pensada para grupos, pues sólo se puede reservar al completo y un mínimo de siete noches. De mediados de septiembre a mediados de junio también permiten hacer reservas por habitaciones.

 

Hotel Cugó Gran de Menorca

Los centros de mesa son para enmarcar.

 

Si será grande la finca (mide 100 hectáreas, casi como el Parque de El Retiro madrileño, que mide 125) que incluye huerto, una elegante entrada entre viñedos que ni Falcon Crest y una enorme piscina. Desde sus dominios se divisa Mallorca y el mar, pero éste es un enclave de agroturismo.

En su interior los espacios también son desahogados, y todo fluye para abandonarse a la tranquilidad. Hay un montón de rincones en los que dedicarse a leer, a charlar o a descansar: en el encantador porche, a la luz de las chimeneas verticales en las noches frescas… La decoración contribuye a sentirse como en casa, con sus colores neutros, materiales nobles, hamacas y muebles de ratán, techos altos con vigas a la vista pintadas de blanco y grandes mesas de madera.

 

Hotel Cugó Gran de Menorca

La casa de huéspedes adjunta a la villa.

 

También las habitaciones, vestidas con las mismas ideas, son amplias y disponen de varios muebles para instalarse allí con exceso de equipaje. Llama la atención la gran profusión de toallas por toda la casa, no solo en el baño. La ropa de cama, las toallas, los albornoces y las velas llevan el sello de la marca londinense The White Company, y los geles y champús, de L’Occitane, llegan en botes grandes, cosa que se agradece. Las duchas son enormes, para suplir la falta de bañeras.

 

Hotel Cugó Gran de Menorca

El baño de la suite del torreón está abuhardillado.

 

Las cinco estrellas se notan en el servicio, que es impecable. Al estar como en familia, está atento y es agradable y cercano. Durante su estancia, los huéspedes pueden contratar servicios adicionales de niñeras, entrenadores personales, nutricionistas, terapeutas y monitores de yoga y pilates. También organizan excursiones por la isla, como salidas en kayak al atardecer, paseos en barco y picnics en la playa. Una de las rutas más apetecibles es la del Camí de Cavalls (un camino de caballos) que parte de Es Canutells y termina con un chapuzón en Cales Coves. Refrescante y una buena opción para abrir boca y degustar los platos sanísimos que preparan en Cugó Gran.

 

Hotel Cugó Gran de Menorca

Interior de una de las 11 habitaciones.

 

Ficha técnica
Dirección: Camí Sa Forana s/n. Sant Climent. Menorca (Islas Baleares).
www.cugogranmenorca.com/es
Categoría: cinco estrellas.
Teléfono: 971 157 447.
Nº de habitaciones: 11.
Mejor habitación: Romero, porque tiene una terraza de impresión. También es apetecible la que tiene acceso al torreón de la villa, pero tanta escalera puede agotar.
Servicios: tres aparatos de gimnasio, sala para masajes, piscina exterior de 26 metros de largo, espacio al aire libre para eventos de hasta 500 personas y, próximamente, spa.
Internet y tecnología: wi-fi de alta velocidad gratis.
Detalles: no pierda de vista el espectáculo de los centros de mesa: flores, frutas, frutos secos, velas… La finca cuenta con un viñedo, con un huerto de frutas y vegetales del que se proveen en la cocina, con gallinas y burros.
Precio: entre 325 euros y 625 euros la noche en habitación doble con desayuno y traslados al aeropuerto.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *