La pluma mecánica del relojero Richard Mille

by Ana Franco

La firma suiza lanza una estilográfica que incorpora un movimiento mecánico tan complejo como cualquier calibre de los relojes que fabrica y que viste Rafael Nadal.

El relojero suizo Richard Mille se ha propuesto equipar al hombre con diversos accesorios. Además de adornar las muñecas masculinas y femeninas con la más alta tecnología suiza, la compañía relojera independiente que lleva su nombre y que fundó en 2001 lanzó hace tres años unos gemelos automáticos inspirados en el mismo proceso creativo empleado en sus movimientos relojeros, así como en su desarrollo.

Ahora, la firma a la que representa el tenista Rafael Nadal ha transformado una pluma en un producto de relojería, en virtud de un movimiento mecánico tan complejo como cualquier calibre de los que albergan sus relojes. La estilográfica, dotada de un movimiento de manufactura, ha permanecido durante cuatro años en los laboratorios de investigación y desarrollo de Richard Mille.

El movimiento que incorpora se basa en una placa base o platina esqueletizada y unos puentes realizados en titanio de grado cinco. Este corazón mecánico insertado en una caja de carbono con zonas en cristal de zafiro para poder apreciarlo tiene la capacidad de liberar el plumín de oro blanco que esconde. Hay un pulsador en el extremo de la pluma que desencadena el movimiento en cuestión de segundos. La estilográfica, de nombre RMS05, es un capricho para adinerados, pues cuesta 96.000 euros. Está disponible en las tiendas de Richard Mille de todo el mundo (ninguna se encuentra en España). No se trata de una edición limitada, pero se produce en pequeñas cantidades debido a las limitaciones técnicas que conlleva.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *