Inicio / Estrategias /

Lladró termina 2014 con siete puntos de venta más

logo-deluxes

Lladró termina 2014 con siete puntos de venta más

La firma de porcelana artística Lladró cierra el año con siete tiendas más. Tras las recientes inauguraciones en la isla caribeña de St. Martin, Panamá, Hong Kong, Estambul, Osaka (Japón) y Guatemala, la red de distribución de la compañía se ampliará próximamente con nuevos establecimientos en la isla de St. Thomas, en Miami y en Beverly Hills (Los Ángeles, Estados Unidos). Además, la compañía valenciana refuerza su posición en Asia, donde este mes añade un nuevo punto de venta en Teherán, la capital de Irán.

Las nuevas boutiques se enmarcan en la estrategia de expansión que la marca desarrolla desde que en 2012 se instaló en la Avenida Madison de Nueva York, uno de sus buques insignia internacionales. Lladró suma ya cerca de 1.000 puntos de venta en los cinco continentes, y la idea de sus responsables es situarse en los mejores distritos comerciales de los principales destinos del mundo, entre ellos Nueva York, Londres, Moscú, Tokio, Shanghái, Singapur, Madrid y Cancún.

El diseño de las nuevas tiendas responde a la visión creativa de la familia Lladró, que siempre ha sido una constante en la evolución de la marca. Su exterior e interior, con el predominio del color blanco y las formas curvas, fue concebido junto con el diseñador español Jaime Hayon, que colabora con la firma desde hace casi una década.

“Con un lenguaje orgánico y moderno, el diseño de nuestras tiendas busca albergar cualquier tipo, forma y color de escultura, dando visibilidad a las características particulares de cada pieza”, dice Rosa Lladró, presidenta de la compañía.

De Estados Unidos a India

La expansión internacional de la marca se inició en los años sesenta en Estados Unidos. Lladró siguió su expansión por Europa, fundamentalmente por países con una arraigada tradición de porcelana como Reino Unido y Alemania. La aceptación de sus creaciones en la cultura anglosajona le llevó a países como Australia y Nueva Zelanda, y después al exigente mercado japonés en los ochenta.

En 1986 abtió la primera boutique en Nueva York, un hito en la trayectoria de la marca. Paulatinamente, el proceso de internacionalización siguió ampliándose a mercados emergentes como Rusia, Europa del Este, India y China continental.

Artículos relacionados

Lladró se muda en Nueva York al corazón de Manhattan
Lladró repasa sus 60 años de historia en Valencia
Una radiografía actual de la industria del lujo española

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *