Nomad, un nuevo whisky con DNI español y escocés

by Ana Franco

Los consumidores de whisky demandaban algo diferente. Y aquí lo tienen: un espirituoso que pierde con hielo y que ha viajado desde las Highlands para completarse en Jerez.

No hemos visto todas. Pero nos sentimos con fuerzas como para asegurar que las bodegas que la compañía familiar González Byass tiene en Jerez de la Frontera (Cádiz) son las más bellas del mundo. En blanco calado, con arcos y techos de madera, palmeras, columnas de piedra, botas (que así es como llaman a las barricas) centenarias, calles empedradas con el cielo cubierto de vides, fuentes y buen gusto por doquier. Y, para colmo, linda con la Catedral barroca y con los torreones árabes del Alcázar de Jerez.

Las bodegas se fundaron en 1835 y desde el principio se dedicaron a la elaboración de vinos y brandies de Jerez, con marcas como el fino Tío Pepe y el brandy solera gran reserva Lepanto. Desde hace más de 30 años han ido incorporando otras bodegas de zonas vitivinícolas emblemáticas en España: Bodegas Beronia (Rioja), Viñas del Vero (Somontano), Cavas Vilarnau (Cava)… Y también han añadido destilados de alta gama, como las ginebras The London Nº1 y Mom y el vodka Druide.

Siguiendo la senda de la diversificación, González Byass se acaba de estrenar en la categoría de licores más importante de España, el whisky. Los estudios de la bodega ya habían alertado de que los consumidores de este espirituoso estaban demandando algo diferente. Y entonces lanzó Nomad, que nace y envejece en Escocia (donde más saben del asunto) y que se termina de hacer en Jerez. Es decir, que este premium blended se elabora a partir de 30 variedades de whiskies de malta y de grano de la región de Speyside (en las Highlands), que maduran juntos de cinco a ocho años (los últimos tres, en botas de oloroso), y que el resultante viaja a Jerez para ser afinado durante un mínimo de 12 meses en botas recién envinadas con Pedro Ximénez.

Se trata del primer whisky nómada, el primero en la categoría Outland, que celebra su carácter viajero. Ha surgido de la asociación de González Byass con unas de las compañías de mayor prestigio en materia de whiskyWhyte & Mackay. Al fin y al cabo, los actuales dirigentes de la empresa española tienen sangre escocesa desde que emparentaron con la familia Gordon.

Nomad se vende en una estilizada botella de 700 ml que se comercializa en el Club del Gourmet de El Corte Inglés y en la tienda online de González Byass a un precio de unos 26 euros.

Artículos relacionados

La oferta de whisky premium sigue creciendo en España

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *