Inicio / Estrategias /

Una nueva cama Hästens para atraer a más clientes

logo-deluxes
Nueva cama Tribute Hästens

Una nueva cama Hästens para atraer a más clientes

Cada cierto tiempo, el fabricante sueco de camas de lujo Hästens lanza una edición limitada de un producto nuevo para animar las ventas. El cliente tiene la posibilidad de comprarlo durante tres meses y de hacerse con una cama exclusiva que pocos poseen. Pasado ese tiempo, nadie podrá adquirir la cama en cuestión. Eso lo llevan a rajatabla.

Esta vez, la excusa ha sido el 165 aniversario de la compañía, cuyos productos son reconocibles por la tela de cuadros azules y blancos (le llaman blue check) que emplean desde 1978 para vestir las camas. Tienen una paleta de colores y texturas más amplia, pero ésta es la más identificable. Ahora, para dar vida a un nuevo artículo, la empresa ha creado una tela inédita en su catálogo, a la que ha denominado taupé, en un color que se adapta a la decoración imperante en las casas de hoy.

 

Tela blue check de Hästens

La tela ‘blue check’ es la más reconocible de la marca sueca

 

Ésta sigue fiel a los cuadros, pero es de tacto más rugoso que el blue check, más rústica y quizás más acogedora. La han adaptado a una cama ya existente: el modelo Luxuria, que es el más vendido de la marca. Habitualmente cuesta 11.000 euros, pero esta edición especial del aniversario se ha rebajado a 7.490 euros. Por eso decimos que este tipo de producto anima las ventas y da la bienvenida a nuevos clientes.

La estructura rústica de la nueva cama, llamada Tribute, recuerda a las decoraciones textiles de los años 1800. Lleva una placa con su nombre y cuatro patas de madera de roble y aluminio, y mide 180 cm x 210 cm. Durante los tres meses que dura esta promoción (hasta el 31 de diciembre de 2017), los responsables de Hästens esperan vender entre 800 y mil camas, lo habitual en las ediciones especiales.

 

Habitación con cama Tribute

La nueva Tribute tiene un precio de 7.490 euros

 

Tanto el colchón como el bastidor gozan de 25 años de garantía. Y los materiales empleados son los mismos que se aplican a todas las camas Hästens, que cuestan entre 4.500 euros y 100.000: crin de caballo, plumón y algodón.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[instagram-feed]