Inicio / Arte /

La colección de relojes única que restaura Parmigiani

logo-deluxes
Caja de música restaurada por Parmigiani con reloj, carillón y barco de animación.

La colección de relojes única que restaura Parmigiani

en Arte

La marca relojera Parmigiani Fleurier ha cumplido 20 años en 2016, una efeméride redonda que invita a repasar su trabajo. Pero esta vez no nos hemos fijado en su colección de relojes sino en su tarea de restauración de piezas antiguas.

 

Un ratón autómata de principios del siglo XIX restaurado por Parmigiani.

Un ratón autómata de principios del siglo XIX restaurado por Parmigiani.

 

Esta historia comenzó en 1976, cuando el relojero italiano Michel Parmigiani abrió un taller de restauración de relojes en un momento en el que la crisis del cuarzo hacía estragos en la industria tradicional de la relojería suiza.

Las habilidades de Parmigiani eran patentes, y creó un método de restauración propio que se fue nutriendo de las enseñanzas de cada obra que restauraba. Su reputación fue agrandándose, y se dio a conocer en museos y entre coleccionistas privados.

En los años 80, el relojero recibió un encargo por parte del comisario de la colección Maurice-Yves Sandoz. Y así es como conoció al presidente de la Sandoz Family Foundation, Pierre Landolt, quien le proporcionó los recursos necesarios para crear una marca con su nombre. En 1996 nació Parmigiani Fleurier.

 

Espejo con mecanismo que activa un pájaro cantor restaurado por Parmigiani.

El mecanismo de este espejo restaurado activa un pájaro cantor.

 

Hoy, la restauración de piezas antiguas, aunque de una importancia secundaria en el seno de la manufactura, tiene un gran impacto en la experiencia de sus relojeros. En un pequeño taller trabajan tres restauradores, por cuyas manos pasan relojes únicos. Son una fuente de conocimiento y de inspiración para las creaciones actuales de Parmigiani.

“Cuando tienes la posibilidad de trabajar con tantas maravillas del pasado como he podido hacer yo, simplemente es imposible creer que la relojería tradicional esté condenada a desaparecer”, dice el fundador de la compañía, quien recalca que debe su sensibilidad estética a Italia y su rigor a Suiza.

 

Pistolón con cañón doble y pájaro cantor restaurada por Parmigiani.

Pistolón con cañón doble y pájaro cantor.

 

Este año, tras 12 meses de trabajo, Parmigiani Fleurier ha devuelto la vida a un objeto único de la colección Sandoz: el pistolete con pájaro cantor.
 Este autómata tan poco común y con una estética que evoca la de un revólver de caballería fue diseñado y creado hacia el año 1815 por los hermanos Rochat.

Cuando se carga el arma, si se presiona el gatillo, se libera un pájaro en el lugar del bisel. El ave realiza una pirueta, abre el pico, gira la cabeza y mueve la cola y las alas, y todo ello mientras canta una animada melodía antes de desaparecer de forma tan sorprendente como ha aparecido.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *