Inicio / Lujos /

Royal Wharf: un nuevo barrio de lujo para Londres

logo-deluxes

Royal Wharf: un nuevo barrio de lujo para Londres

Londres es una ciudad que nunca para. La capital británica está en continua expansión. Tanta que, recientemente, han comenzado las obras para la construcción de un nuevo barrio en una de las zonas más apetecibles de la urbe.

Una empresa de Singapur ha comprado unas 16 hectáreas en una zona que bien se presta a un nuevo desarrollo residencial, a pocos kilómetros del London City Airport y a orillas del Támesis. El proyecto lo desarrollan las compañías Oxley Holdings y Ballymore.

El barrio, llamado Royal Wharf, nacerá en la actual zona de Docklands, conocida por ser uno de los polos financieros de Londres y donde surgen los rascacielos más altos. Allí se construirán 4.000 apartamentos, que darán residencia a unas 20.000 personas.

Obviamente, el proyecto es muy complejo y prevé la puesta en marcha de una serie de servicios indispensables para quien vaya a vivir allí. Actualmente es una zona en proceso de recalificación pero, gracias a este proyecto, se convertirá en uno de los barrios más ricos de la ciudad de Londres.

La grandiosidad del proyecto se desprende de las palabras de los arquitectos y de los ingenieros que han recibido el encargo de construir el complejo: no será un barrio cualquiera, sino un enclave del siglo XXI. Gracias a la presencia de muchos e importantes servicios, los ciudadanos que sitúen aquí su vivienda no necesitarán recorrer diariamente mucha distancia para resolver sus actividades básicas cotidianas, como hacer la compra, ir al banco o acompañar a sus hijos a la escuela.

Dada su posición privilegiada, en la que los londinenses denominan Isla de los Perros (Isle of Dogs), el nuevo enclave tendrá a su disposición 12 kilómetros de ribera del Támesis, donde surgirán restaurantes y locales de moda, además de plazas y calles arboladas. En el barrio no faltarán tampoco escuelas de todo tipo y nivel y todos los servicios básicos, obviamente pensados y estudiados para contentar a un sector de la población con clase.

Tratándose de Londres, no podía faltar un sistema eficiente de medios públicos de transporte, que en realidad ya existen para cubrir el gran complejo de negocios Canary Wharf. La estación de trenes y de metro, sin embargo, experimentarán una restructuración por la que serán modernizadas. Además, están previstas medidas para fortalecer los accesos al centro de la ciudad.

Las primeras 811 viviendas de lujo en Londres estarán listas en 2016, mientras que el proyecto entero debería finalizarse en 2019. En lo que concierne a los apartamentos, el precio mínimo será de 235.000 libras esterlinas (unos 280.000 euros), mientras que las casas costarán 695.000 libras (830.000 euros).

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *