Se vende una de las casas más caras del mundo en Londres

by Ana Franco

Quien quiera poseer este inmueble londinense propio de jeques, con 40 habitaciones, piscina, garaje y ascensores, tendrá que desembolsar 280 millones de libras esterlinas.

Cuando hablamos de cosas dignas de jeques, pensamos inmediatamente en bienes de altísimo valor que muy pocos se podrían permitir, inaccesibles para los comunes mortales. Esta casa de Rutland Gate, que se encuentra en Londres y se asoma directamente sobre Hyde Park, en uno de los barrios más exclusivos de la capital británica, es exactamente una de esas propiedades.

Su último dueño fue el sultán bin Abdulaziz al Saud de Arabia Saudí. Fallecido en 2011 a los 83 años, fue príncipe heredero y viceprimer ministro del país, ministro de la Defensa y de Aviación Civil e inspector general del Reino. Desde su muerte no ha aparecido ningún nuevo comprador, probablemente porque el precio del inmueble es de 280 millones de libras esterlinas, es decir, poco menos de 400 millones de euros.

Así, es una de las casas más costosas del mundo. La que le sigue, también situada en Inglaterra, cuesta aproximadamente la mitad. No se puede decir que el precio sea exagerado, ya que la propiedad se pensó como un palacete para cuatro familias y fue completamente reformada en los años noventa con materiales preciados. Las obras duraron nada más y nada menos que dos años.

Decoración exclusiva
Esta prestigiosa residencia se compone de 40 habitaciones: 20 para los propietarios y otras tantas para los empleados del servicio. La completan una piscina, un garaje subterráneo y numerosos ascensores para desplazarse entre las distintas plantas.?La superficie total del inmueble es de 5.500 metros cuadrados, y la decoración interior ha sido cuidadosamente seleccionada entre las marcas más exclusivas y lujosas del mercado. En los salones se pueden observar piezas de Barovier & Toso, Laudarte, Valderamobili, Baccarat, Christofle y Baldi Home Jewels.

Después de tres años sin habitarse, parece que la agencia que se encarga de la venta de esta residencia ha encontrado a un posible comprador, que por el momento ha preferido mantenerse en el anonimato. Su oferta es de 280 millones de libras, pero según Cedric Emmanuel, agente inmobiliario que gestiona la venta, su valor real es objetivamentemente mayor, por lo que podrían obtener un precio de venta más alto, si bien quizás no han considerado lo costosa que puede resultar la gestión y manutención ordinaria y extraordinaria de una propiedad de estas características.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *