Inicio / Análisis y Opinión /

Siete tendencias clave del sector del lujo en 2016

logo-deluxes

Siete tendencias clave del sector del lujo en 2016

La industria ya no camina al galope sino al trote. Y sí, hay muchos desafíos, pero los analistas se mantienen optimistas, aunque China y Rusia ya no tiren tanto del carro.

La industria del lujo ha dado síntomas de agotamiento. El crecimiento imparable de los últimos años se ha ralentizado, y este nuevo 2016 arranca con algunas incertidumbres, entre ellas los posibles nuevos ataques terroristas en ciudades que son destino de compras, la inestabilidad geopolítica y económica en Rusia (uno de los principales países emergentes para el lujo) y las turbulencias en los mercados de divisas.

Pero las ventas del sector a nivel mundial siguen siendo positivas, y se prevé una facturación de 299.140 millones de euros en 2016, según las estimaciones de la compañía de análisis de mercados Euromonitor International, que estableció las ventas de 2015 en 289.100 millones. ¿Cuáles serán las principales preocupaciones de los directivos de las empresas del lujo en este año que comienza? Éstas son algunas de las claves que tendrán que tener en cuenta:

  • Un año más, no será China el país que desbanque a Japón como segundo mercado mundial del lujo por detrás de Estados Unidos. Y eso que en 2015 los chinos representaron más de una cuarta parte del consumo, según varias estimaciones. Pero a la desaceleración del crecimiento económico del país y a la fuerte caída de las ventas en Hong Kong y Macao se sumó el pasado agosto la devaluación del renminbi (yuan), que afectó al poder adquisitivo de los turistas chinos. Este hecho, junto con la caída del número de turistas rusos ricos por las fluctuaciones monetarias y la inestabilidad política de su país, afectará a la industria del lujo. Durante mucho tiempo algunos mercados han confiado en el turista, sobre todo chino. Pero, ¿hasta cuándo? El viajero chino continuará impulsando las ventas del lujo, pero lo hará más cerca de su casa. ¿Y a dónde saldrá a comprar? A donde la comodidad, la divisa y la seguridad le lleven. Se piensa en Japón, Corea, Australia y Tailandia. También en Sri Lanka y Camboya, que buscan captar (y quién no) al turista chino. Y esto supondrá un detrimento de otros destinos que hasta ahora se han beneficiado de la llegada de viajeros del gigante asiático, como Francia, Italia, España y Suiza, donde los turistas han supuesto hasta el 40% de la facturación del lujo en los últimos años.
  • Con Rusia y China tocadas, se producirá una vuelta a los mercados maduros, una tendencia que resultó evidente el año pasado. EEUU seguirá liderando la industria a nivel mundial, y Europa hará lo que pueda. Siempre y cuando el número de turistas en estas latitudes no caiga estrepitosamente.
  • Se llegó a apuntar a África como mercado emergente más prometedor tras la ralentización económica de China, pero la India le ha tomado la delantera. Las ventas del lujo en el país asiático están creciendo sin pausa. Según Euromonitor, esta plaza lleva camino de alcanzar 3.650 millones de euros en 2020, lo que le incluiría en los 20 primeros mercados del lujo, por encima de Brasil y de Singapur. Sin duda, será uno de los puntos geográficos que no podremos perder de vista este año.
  • El ecommerce será otro de los factores clave en el lujo en 2016. Según el último informe de la consultora de tendencias digitales estadounidense L2, el comercio electrónico y el del móvil está creciendo más rápidamente que los ingresos en las tiendas físicas, en general y más aún en el sector de los relojes. Así, los canales de venta online se tendrán más en cuenta este año, y las campañas de marketing pondrán más énfasis en los medios digitales y en las redes sociales.
  • Por cierto que el 40% de los ejecutivos de las empresas de relojes suizas son pesimistas con respecto a las perspectivas económicas del sector, y solo el 14% se muestran optimistas, según la consultora Deloitte. Motivos para la preocupación tienen: está el reloj inteligente (por fin algunos reconocen que supone una amenaza), la demanda externa, más débil (sobre todo en China y en Hong Kong), y el fuerte franco suizo.
  • Relojeros y no relojeros tendrán en el punto de mira (o deberían) al mcommerce o comercio electrónico a través del móvil. Sus tasas de crecimiento son apabullantes, y ya en 2015 tuvo un papel relevante. Las compañías más avanzadas en adaptar lo digital a sus estrategias tendrán que estar atentas, además, a otras plataformas interesantes como Whatsapp y WeChat. ¿Por qué no vender lujo a través de ellas?
  • Hoteles, aerolíneas y agencias de concierge están llegando a los límites de la sofisticación para sorprender al cliente con nuevas propuestas. La palabra clave es, y seguirá siendo, experiencias, claro está. Porque los productos o servicios ya no son suficientes. Si la cadena hotelera Four Seasons ha creado un avión hotel de lujo, ¿hasta dónde serán capaces de llegar las marcas este año, teniendo en cuenta que uno de cada cuatro millennials prefiere pagar dinero por una experiencia, más que por un producto?

Artículos relacionados

Las principales citas del Calendario del Lujo 2016

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *