Inicio / De Viaje /

Un hotel a revisión: ME Ibiza, el hotel-discoteca

logo-deluxes

Un hotel a revisión: ME Ibiza, el hotel-discoteca

Todavía nos estamos preguntando si aquellas dos ancianas que parecían perdidas en la terraza del ático del hotel ME Ibiza habrían sido alertadas sobre el establecimiento en el que se encontraban. Desde luego, este hotel joven para gente ídem no parece el más indicado para unas vacaciones tranquilas. A no ser que las octogenarias fueran aficionadas a la música house o que padecieran sordera.

El ME Ibiza, que aún no ha cumplido un año de vida, surgió de la completa renovación del antiguo hotel S’Argamassa. Forma parte de la asociación The Leading Hotels of the World y no puede encajar mejor en la isla que lo acoge, o al menos en esa Ibiza en la que hasta en las panaderías pinchan música fiestera.

La decoración, diáfana y de un blanco neutral, quizás no sea la más cálida, pero, ¿quién quiere encerrarse en la habitación habiendo una piscina solo para adultos con musicón durante todo el día? Está en la planta baja y es la zona más viva del hotel, aunque haya que pagar por las tumbonas, muy cercanas unas a otras. Quien prefiera las bondades del agua marina puede bajar hasta la playa. Existe un acceso directo desde el establecimiento a la playa de arena blanca de S’Argamassa, ubicada entre Cala Martina y Cala Prada. También hay otra piscina con camas balinesas en la azotea, donde las vistas son estupendas.

Mil y una luces

En este hotel-discoteca hay que apagar mil luces antes de dormir, si es que ésa es su intención. Están las del panel del aire acondicionado, las del teléfono, las luces violeta donde el minibar… En las habitaciones todo está integrado, y son amplísimas. Algunas hasta disponen de jacuzzi y de piscina privada. En cada estancia destaca una gran ducha, y los artículos de baño son de la marca griega Organic Apivita.

El hotel linda con Nikki Beach, un lujoso club de playa internacional que programa un intenso calendario de actividades, entre conciertos y fiestas diversas, con pinchadiscos y espectáculos en vivo desde el mediodía hasta el anochecer. El Nikki de Ibiza tiene piscina y es enorme, sobre todo si se compara con otros, como el de la isla caribeña de St. Barth. Desde aquí y desde el ME Ibiza a la famosa discoteca Pachá de Ibiza hay unos 25 minutos en coche.

En cuanto al desayuno del hotel, tiene una gran selección de panes, zumo de naranja natural, mermelada de fresa casera Can Malacosta y un pan con chocolate algo pobre (no desataca por su bollería, en general).

Ficha técnica
Dirección: Urbanización S’Argamassa. Santa Eulalia del Río. Ibiza (Islas Baleares).
www.melia.com/es/hoteles/espana/ibiza/me-ibiza/index.html
Categoría: 5 estrellas.
Nº de habitaciones: 174 (26 suites).
Mejor habitación: la suite ME, formada por tres dormitorios colindantes. Mide 400 metros cuadrados y dispone de piscina y de terraza amueblada. Cuesta 5.235 euros la noche sin desayuno.
Servicios: piscina solo para adultos, centro de fitness, salas de reuniones, kids club con piscina. En la terraza de la última planta, restaurante y bar, zona chill out y spa
Internet y tecnología: wi-fi gratis.
Detalles: una lancha semirrígida le trasladará en una hora a la isla de Formentera para pasar el día, pues el hotel tiene embarcadero. También ofrece un servicio de jet privado que recoge al cliente en su destino le lleva al aeropuerto de Ibiza, para trasladarle después al hotel en un Range Rover blanco.
Precio: desde 188 euros la noche en habitación doble sin desayuno.

Otros hoteles a revisión

Villa Padierna Thermas Carratraca (Málaga)
Hacienda Zorita Natural Reserve (Salamanca)

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *